Grabado en madera

Funcionamiento de un sistema de grabado láser

Rate this post

¿Quieres un grabado pulcro, libre de cualquier defecto y fácil de utilizar? Entonces la mejor opción es recurrir a un sistema de grabado láser, utilizando las máquinas correspondientes para ello.

Es sin duda una oportunidad comercial importante y rentable, realizar grabaciones para fotografía o señalización, por ejemplo, reportarán no pocos ingresos y si no buscas formar un negocio, sino simplemente una solución, igualmente el grabado láser te convendrá por la calidad del resultado.

El grabado láser puede utilizarse para grabar intrincados diseños en cualquier tipo de material, desde madera y acrílico hasta el plástico, mármol e incluso metal. Solo basta tener una impresora, un computador y el software necesario.

¿Cómo funciona este sistema?

Corte y grabado láserA diferencia de las máquinas de grabado convencionales, las máquinas láser no tienen piezas móviles que puedan generar problemas, por ende evitamos accidentes por manipulación errónea, o que alguna parte de la máquina toque el material donde se va a grabar, asegurando así que no existan fallas mecánicas por roces o golpes.

Las máquinas de grabado láser poseen un tubo de dióxido de carbono, que contiene en gran parte CO2 y otros gases como nitrógeno, helio o hidrógeno. En cada extremo del tubo hay unos espejos, uno de ellos parcialmente transparente. El gas del tubo se activa mediante energía eléctrica producida por radiofrecuencia y a partir de ello, emite energía en forma de luz. Es aquella luz la que permite crear los diseños en el material; la parte más intensa sale a través del espejo semi transparente y forma el haz de láser, mientras que la otra rebota y vuelve atrás, ganando suficiente intensidad para el trabajo.