Las nuevas opciones: servidores de streaming de audio

Rate this post

Audio onlineInternet ha cambiado el mundo del arte y la cultura como ninguna otra herramienta en la historia lo había hecho. Las empresas discográficas han tenido increíbles desplomes en sus ganancias durante los últimos años, debido a que los nuevos formatos para escuchar música han desplazado al clásico disco compacto que se adquiere en las tiendas de discos. Hoy en día abundan toda clase de programas, sitios web y herramientas diversas para descargar o escuchar canciones, ya sea gratis o pagando, y ya viene a ser más tarea de los artistas que de grandes empresas el diseño de sus estrategias de difusión y comercialización, al menos en sus inicios. Los servidores de streaming de audio son una de las opciones más usadas para escuchar música en el actual contexto de las herramientas que sirven para ello en Internet.

Las leyes impulsadas por los que protegen la propiedad intelectual y ven en merma sus negocios de distribución de música y películas (los objetos más solicitados en la web), han alcanzado ciertos logros en la supresión de medios y herramientas digitales para distribuir estos productos, por ejemplo, logrando los cierres de Napster, Megaupload o Kazaa. Pero estos cierres solo han generado que sus creadores y usuarios busquen nuevas alternativas con mayores facilidades para compartir música, e incluso para que los artistas reciban su justo reconocimiento de formas más directas. Lo más reciente son los servidores de streaming de audio, entre los que se cuentan iTunes Radio y Spotify. A estos servicios, se agregará uno del creador de Megaupload, Kim Dotcom, llamado Baboom.

Las posibilidades del nuevo servidor de streaming de audio

BaboomBaboom está planteado para lanzarse a mediados del 2014, y permitirá escuchar música y bajar canciones y videos musicales, contando con un amplio catálogo de artistas. En esta nueva herramienta los mismos artistas subirán sus obras y podrán escoger si desean que las mismas puedan descargarse por los usuarios o solamente ser escuchadas, de esta forma, a través de los servidores de streaming de audio se evita violar las leyes existentes en cuanto a la propiedad intelectual, y mejorar las libertades tanto para usuarios como para artistas.