Archivo de la etiqueta: maquinas selladoras

Selladora industrial

Cómo funciona una máquina selladora

La industria de los alimentos requiere especial cuidado en materias de envasado y transporte, a fin de que no existan problemas con el estado de la comida, tanto estético como sanitario. En ese contexto, la tecnología ha hecho su aporte con variados sistemas electrónicos y hoy, uno de los métodos más efectivos para mantener los alimentos perecibles es el sellado al vacío.

El envasado al vacío extiende la vida útil de los alimentos entre tres a cinco meses, eliminando el oxígeno que interactúa con el contenido. Además, retrasa el crecimiento de agentes contaminantes, como bacterias, e impide que organismos externos como moho y hongos invadan el alimento. Es un método tan útil, que hoy son varios los que se interesan por el funcionamiento de las máquinas selladoras al vacío, para entender bien cómo mantener la comida e incluso otro tipo de artículos en perfecto estado.

Funcionamiento de una selladora al vacío

Sellado al vacíoEstas máquinas, tanto para uso industrial como casero dependiendo de lo que se quiera hacer, funcionan de diferentes maneras. En el caso de las máquinas que se venden al público general, utilizan bolsas especiales que pueden contener un vacío y son selladas por calor. Luego de ser llenadas, la máquina cierra el extremo abierto mediante una boquilla de vacío que se conecta a una bomba que succiona todo el aire de la bolsa, para luego sellar por calor y así preservar el contenido en buen estado. En su mayoría, estas máquinas sólo pueden procesar elementos sólidos.

Por otra parte, en el uso industrial, los tipos de bolsas a sellar son diversos y no uno en particular, esto depende del uso que se le quiera dar. Se emplea una cámara de vacío con tapa en lugar de boquilla y el elemento a conservar se coloca en una bolsa fijada a una barra de sellado por calor dentro de la cámara. Una bomba vacía toda la cámara para luego sellarse la bolsa y posteriormente, el aire regresa a la cámara y se retira la bolsa. Gracias a la cámara de vacío, pueden procesarse líquidos o productos en suspensión.