Archivo de la etiqueta: proyectos

Tecnología permite cargar celular con ayuda del sonido

No faltan ideas actualmente para nuevos medios de hacer que la batería de su celular dure un poco más. Pero ahora tenemos una idea con un potencial bastante interesante, tanto por su simplicidad y su eficiencia, surgiendo en un esfuerzo conjunto entre la Queen Mary University of London y Nokia.

El dispositivo, llamado por ellos “nanogenerador”, se destaca por ser hecho para absorber ondas sonoras – sean ellas el sonido del tránsito, de una música o de nuestras propias voces – y convertirlas en electricidad.

sonido

Además, el objeto, hecho de nanotubos de óxido de zinc, es minúsculo, más parecido a las cerdas de un pequeño pincel. Sin embargo, todavía genera una cantidad razonable de energía (5 voltios, el mismo generado por un cargador común).

Más detalles sobre la energía sonora

La energía sonora no es nada más que energía mecánica, pues el sonido resulta de la vibración de moléculas del aire u otro material en que las ondas sonoras se propagan.

Para lograr transformar energía sonora en energía eléctrica es necesario que haya un sensor que capte las ondas sonoras y las transformen en señales eléctricas.

Es exactamente lo que hacen los micrófonos dinámicos, a través del diafragma, sin necesidad de alimentación externa. La señal eléctrica obtenida, que son ondas eléctricas que propagan energía eléctrica, en vez de ser amplificadas y transformadas nuevamente en sonido que sale en las cajas de sonido, puede tener la energía eléctrica transformada en energía química que se acumula en una batería y que podría ser usada para hacer que el celular funcione.

Desafortunadamente, no esperes ver esa tecnología dando las caras tan pronto en tu celular. Aunque el prototipo desarrollado por ellos ha funcionado, la corriente generada todavía es suficiente sólo para que su aparato mantenga la carga, y eso considerando un ambiente con una cantidad razonable de ruidos.

Sin embargo, necesitamos estar de acuerdo en que sería muy interesante conseguir prolongar al menos un poco la duración de su aparato con una solución tan simple.

Errores de cálculo emblemáticos en la ingeniería y tecnología

Error de cálculo en ingenieríaEs un hecho que los grandes avances tecnológicos y científicos en el mundo, en gran parte, han sido gracias a los estudiosos de la ingeniería de ejecución industrial y otras disciplinas similares, pero también es cierto que proyectos en teoría, revolucionarios en su momento, fueron un fracaso por diversos motivos.

Por ejemplo, basta recordar el descubrimiento de la compañía ferroviaria francesa SNFC, de que sus trenes eran muy anchos para la mayoría de las estaciones, un pequeño error de cálculo que involucró gastar US$20.500 millones en la compra de 2.000 trenes que no servían.

Así como este error, hay varios otros que han causado polémica y por supuesto, fallas de magnitud en la ingeniería de ejecución industrial de los proyectos que debían ser estrellas, pero terminaron siendo un fracaso.

Errores de cálculo emblemáticos

  • Telescopio Hubble: famoso por sus imágenes del espacio y considerado como uno de los grandes éxitos de la NASA aunque claro, hubo varias complicaciones al comienzo. Las primeras imágenes eran borrosas ya que el espejo del telescopio era muy plano, solo por 2,2 micrones, pero lo suficiente para que el proyecto peligrara. Al menos en este caso, se pudo arreglar el error a tiempo.
  • Big Ben: en 1857, la campana se rompió en una prueba y fundió para moldearse de nuevo, pero la campana nueva también se rompió. Esto provocó discusiones sobre el tema, siendo una teoría, que el percutor era muy pesado para la aleación particular de la campana, algo que los fundidores siempre apoyaron.
  • Nave Vasa: el considerado como el buque de guerra más poderoso del mundo en 1628, se hundió en Suecia debido a que la nave era asimétrica, con más grosor en babor que estribor, debido a que los obreros utilizaron en teoría, diferentes sistemas de medidas -pies suecos y pies de Ámsterdam-.
  • Orbitador del Clima de Marte: el primer satélite meteorológico interplanetario se perdió porque el equipo de la NASA utilizó el sistema anglosajón de unidades, mientras que los contratistas usaron el sistema métrico decimal, generando así que la sonda, de US$125 millones, chocara con el planeta rojo.
  • Puente de Laufenburg: debido a estar con un pie en Alemania y otro en Suiza, las medidas para el puente de esa localidad estaban desfasadas, con una mitad 54 centímetros más alta que la otra, en lugar de estar ambas a la misma altura sobre el nivel del mar.

Definitivamente, si lo que te gusta es la ingeniería de ejecución industrial y desarrollar proyectos de esa disciplina, lo mejor es que seas alguien riguroso, no vaya a ser que una falla de cálculos provoque un problema de grandes proporciones.